"El día más triste" trajo una pelea de órdago

Estos dos hermanos protagonizaron un nuevo documento histórico

Periodista
16 de Noviembre de 2022
Los Buyer vivieron una jornada muy agitada
Los Buyer vivieron una jornada muy agitada

El parón por el Mundial ha dejado al madridismo 'huérfano': además de anular la posibilidad de poder ver en acción a los pupilos de Carlo Ancelotti, los aficionados del equipo blanco más cercanos a las redes sociales se han visto privados de uno de los pasatiempos más divertidos de cada temporada.

El sufrimiento del antimadridismo con todas las victorias de la entidad de Concha Espina y las derrotas del Barça son el pan de cada día de los culés más mediáticos en Internet. Algunos de los más conocidos son Mancuer, el famoso 'tito' Kolde y, naturalmente, los hermanos Buyer.

La última vez que estos dos hermanos subieron un vídeo reaccionando a partidos de la temporada de clubes coincidió con la debacle del FC Barcelona, que cayó eliminado en fase de grupos de la máxima competición europea y fue enviado a la Europa League por segundo año consecutivo desde la marcha de Leo Messi. 

Además, los pupilos de Xavi Hernández necesitaban de una carambola realmente específica que no se cumplió. Enfrentaban al Bayern de Múnich en el Camp Nou y estaban obligados a ganar al conjunto bávaro, el mismo que lleva desde los cuartos de final de 2020 humillándoles en cada oportunidad que tienen. 

Más allá de la obligación de ganar a su bestia negra, el Barça necesitaba que el Viktoria Plzen, el rival más débil de todo el grupo, puntuara en el estadio del Inter de Milán: con un empate, aunque fuera a cero, bastaba para que el Barça asumiera la posición de segundo de grupo y pudiera estar en el sorteo de octavos.

No fue así: el Inter de Milán goleó al Viktoria Plzen y mandó al Barça a la Europa League, haciendo intrascendente el partido del Camp Nou. Los hermanos y el padre Buyer fueron testigos de ese fatídico encuentro, que provocó una brutal pelea entre el padre y el hermano mayor.

Los hermanos celebraban todas las heroicidades del Viktoria Plzen, que se mantuvo con vida hasta el minuto 35. Sin embargo, primer gol de la escuadra nerazzurri sumió en un estado de depresión completo a la tríada culé, que terminó por derrumbarse en el sofá gris de su salón cuando llegó el 2-0 de los italianos en el minuto 42. Poco antes, el mayor de los hermanos Buyer había pedido que "no me quiten la ilusión en la primera parte. Por lo menos, el segundo gol que llegue en la segunda".

Justo entonces se desató una brutal pelea entre el padre y el hermano mayor de los Buyer, que giró en torno a la confianza que había depositado cada uno en el Barça de las palancas y de Xavi Hernández a principios de la campaña europea. El enganchón siguió escalando en intensidad, con el hermano mayor de los Buyer especialmente cabreado y rabioso e iniciando una nueva discusión sobre cómo se podía salvar la temporada y la competitividad del Barça en la actual liga española.

Estas provocaciones finalmente 'liberaron' al padre Buyer, que criticó y ridiculizó duramente a su hijo mayor por sus opiniones pasadas y dio validez a los reclamos del hermano menor, "pero si ya sabes que tu hijo es imbécil", ofreciendo así una nueva entrega del bochorno y el ridículo que supone ser antimadridista durante una de las etapas más complicadas de una institución que se desvanece lentamente.