Reacción infantil de Cristóbal Soria a la roja de Lewandowski: una pataleta sin precedentes

El tertuliano andaluz la tomó con el árbitro a pesar que el FC. Barcelona ganó su partido

Periodista
09 de Noviembre de 2022
Cristóbal Soria estuvo muy acertado en la noche de ayer de "El Chiringuito"
Cristóbal Soria estuvo muy acertado en la noche de ayer de "El Chiringuito"

Parece que el cagómetro se activó durante una buena parte del partido que enfrentó ayer a FC. Barcelona y Osasuna. Los navarros se adelantaron en el marcador ante todo pronóstico y mantuvieron en vilo las esperanzas culés. 

Que se lo pregunten a Cristóbal Soria qué le pareció el partido de anoche. Este al acabar el encuentro mandó un mensaje por redes, habitual en sus aburridos y previsibles discursos: “A pesar del madridista Gil Manzano...el Barcelona de Xavi logra mucho más que 3 valiososimos puntos contra Osasuna...”.

[articles:6210

 

Soria ya no sabe dónde esconderse
 

Hablar del árbitro en una victoria de tu equipo, no es muy normal y menos si recuperas el liderato. Pero no solo es esto lo que sorprende a la parroquia blanca, también su adjetivo que utiliza para describir el triunfo barcelonista. Estos tres puntos los necesitaban como agua de mayo. De no ganar ayer, el Barça hubiera caído en la desgracia más absoluta. 

Actitudes que al madridismo no les dejan de sorprender. De haber perdido anoche, posiblemente se hubiera montado la de San Quintín. Las expulsiones de Piqué y Lewandowski eclipsaron al barcelonismo durante un buen tramo del partido.

El FC. Barcelona peca de inocente
 

Pero un equipo maduro debe reaccionar a tiempo, se deben dedicar a jugar a pleno rendimiento: sin excusas, sin contemplaciones. Llorar por una expulsión, tropezarse con la misma piedra es de débiles. Hasta que no consiguieron el segundo, sus quejas no cesaron. Son el niño consentido de la Liga.  

Se les había puesto todo de cara con la derrota madridista en Vallecas, pero no las tuvieron todas consigo para verse líderes de nuevo. Una situación que posiblemente no experimentaban desde hacía mucho tiempo. Veremos cuánto aguantan el tirón.

El Real Madrid dormirá hasta mañana a cinco puntos del eterno rival, pero de ganar frente al Cádiz y recuperar la senda de la victoria, la exigencia en la competición regresaría a su sitio. Veremos cuál es la opinión de Soria a partir de mañana, que entonces también saca su patético repertorio sobre cosas que al madridismo le importan más bien poco. 

El barcelonismo seguirá llorando a todas horas
 

Quién no quiera entender que las expulsiones en El Sadar no eran justas, no se entiende por dónde cogerlo. Lewandowski, prácticamente hasta se auto expulsa él mismo. Dos jugadas innecesarias: la primera con un forcejeo absurdo y en la segunda deja el brazo ahí.

Para algunos como Juanfe Sanz, compañero de Soria en “El Chiringuito”, hasta lo vio demasiado benévolo la decisión arbitral de solo mostrarle una amarilla. Para él hubiera sido roja. Pero aquella no fue la única.


Con Piqué ocurrió más de lo mismo. Este que a priori, se retiraba en el día de ayer, consiguió ser expulsado tras reprochar de malas maneras las decisiones arbitrales.

El Barça se quedó con nueve y más que se pudo quedar si Gil Manzano también hubiera sido más exigente con Xavi, a quién también le mostró amarilla. Que estos barcelonistas se lo hagan mirar. Hasta con los tres puntos aborrecen: que se dediquen a otra cosa. 

Archivado en: