Sergio Busquets tiene casi imposible acabar con el récord de la saga de los Sanchís

Las generaciones de futbolistas se han ido ampliando: en el Real Madrid encontramos a varias

02 de Septiembre de 2022
Manolo Sanchís se ha convertido en. uno de los jugadores con más temporadas en el club
Manolo Sanchís se ha convertido en. uno de los jugadores con más temporadas en el club

“Yo de mayor quiero ser”...Posiblemente sea una de las frases más repetidas en la infancia de cualquier niño que sueña con ser aquello que tanto desea. Normalmente suelen ser profesiones muy repetidas entre ellos y una que gana numerosos enteros es la de ser futbolista.

Una propuesta que a medida que vas creciendo, se va desvaneciendo un poco. Algunos otros miran lo que se hace en casa y deciden seguir la tradición, pero la curiosidad llega cuando el padre ya ha sido futbolista: el colmo de los colmos.

Generaciones de futbolistas: tradiciones familiares
 

En la historia reciente del fútbol encontramos varios de estos casos. Sin ir más lejos, en el banquillo del Real Madrid encontramos a un padre y a un hijo: Carlo y Davide Ancelotti.

Los responsables de llevar a este equipo a la culminación absoluta. Pero no han sido los únicos casos recientes. Hoy venimos a hablar de otra dupla igual de golosa y quizá menos conocida.

Manolo Sanchís, el exjugador blanco
Manolo Sanchís, el exjugador blanco

Los Sanchís fueron una referencia como jugadores blancos
 

Nos referimos al clan de la familia Sanchís. Una generación de futbolistas, padre e hijo que hizo historia en el club blanco. Manuel y Manolo, ambos defensas, consiguieron encadenar unos años maravillosos como madridistas.

Las comparaciones son odiosas y siempre que tratamos de analizar algo es inevitable mirarse más allá del propio ombligo. Por ello, para agrandar su legado hemos querido compararlo con otras sagas del eterno rival.

Los que más se les acercan son la saga de los Busquets, en el que padre e hijo también tuvieron cierta relevancia en Barcelona, pero no con la misma magnitud. En el bando madridista, Manuel, el más longevo, forma parte de la historia del club.

Manuel Sanchís, padre, un genio en el Madrid de los "Yé-yé"
 

Campeón de Europa y de varias Ligas, fue determinante en aquel equipo conocido como el “Madrid de los Yé-Yé”. Un conjunto que dominó el fútbol en la década de los años 60 y que destacaban figuras como: Pirri, Gento o Di Stefano.

El padre aterrizó con 26 años en el club y como madridista alcanzó los 168 encuentros en las seis temporadas que militó en el Bernabéu. Hasta las 32 años estuvo defendiendo esa camiseta.

Ayudó a conseguir la sexta Copa de Europa del club y estando en el conjunto blanco consiguió ser internacional con un total de 11 participaciones, incluyéndose en la lista del Mundial de 1966, año en que el equipo ganaba aquella Champions.

Manolo Sanchís con la camiseta blanca
Manolo Sanchís con la camiseta blanca

Manolo Sanchís, la continuación de un legado histórico
 

Si lo comparamos con su hijo nos daremos cuenta que la transición fue todavía mejor. Tan solo doce años después, su hijo Manolo ya asomaba la cabeza con la mayoría de edad recién cumplida.

El joven, canterano del club desde categorías inferiores siguió los pasos de su padre. Desarrollándose en la misma posición, cumplió un total de dieciocho temporadas en el club.

Toda una vida dedicada al madridismo: no jugó en ningún otro equipo. Uno de los merengues que más tiempo ha pasado en el club. A sus espaldas le premian 523 encuentros defendiendo esos colores y alzándose con 22 títulos.

Se retiró a la edad de los 35 años, nada mal para hacerlo en esa época cuando todo era mucho más precario. Esta fue la casta madridista de ambos. Un orgullo de padre y de hijo que elevaron al club a categorías de leyenda.

Unos referentes en su posición que sumaron cerca de los 700 partidos, 691 para ser exactos. ¿Quién será capaz de superarles? Los Busquets, en el FC.Barcelona son de los que más se acercan.

Manolo Sanchis levantando uno de los trofeos que ganó
Manolo Sanchis levantando uno de los trofeos que ganó

Rivalidad Sanchís VS Busquets
 

El padre, Carlos, fue el guardameta suplente en muchas ocasiones y se le recuerda más por su estilismo de llevar pantalones largos que por sus actuaciones sobre el verde. El barcelonista solo presume de 79 encuentros en las ocho temporadas que estuvo en el primer equipo.

Uno de sus principales competidores por hacerse con un puesto, fue el ex técnico madridista, Julen Lopetegui. Ambos tuvieron una lucha constante por la titularidad pero sin éxito. A la vista está que el azulgrana no consiguió levantar ningún título en su trayectoria.

Algo que pudo mejorar su hijo Sergio. Canterano del club, fue subiendo escalones hasta coronarse con Pep Guardiola, su principal valedor. El mediocentro español, atraviesa su quinceava temporada y parece que las cosas le han ido mejor que a su padre.

El ciclo barcelonista ya terminó hace años
 

Aunque su ciclo parece también haber terminado. A pesar de liderar una gran generación de futbolistas en el mediocampo, su tiempo parece agotarse. A sus 34 años, su rendimiento ha decaído desde hace unas cuantas ediciones.

Manolo Sanchís en un partido contra el Valencia
Manolo Sanchís en un partido contra el Valencia

  Su equipo tampoco gana y eso le castiga mucho a él, ya que no logra equilibrar ni la defensa ni la delantera. La medular culé está desértica y desde las salidas de Xavi o Iniesta, el jugador ha quedado desnudo.

No hay nadie que le acompañe y ha visto como en Chamartín, la reacción ha sido la contraria: perfectos hombres que han consolidado una de las mejores tripletas del mundo. Los dos jugadores blaugranas acumulan 532 encuentros, diez partidos menos de lo que consiguió Manolo Sanchís él solito.

La diferencia es abismal y les separan casi doscientos partidos. Una imagen que solo augura buenas palabras para la parroquia blanca. Aunque el dato revelador más allá de todo esto, es que los hijos mejoran a los padres.

Archivado en: