No fue Florentino: ¿Quién llamó a Carlo Ancelotti para que fuese entrenador del Real Madrid?

Para sorpresa de muchos, Ancelotti volvió al Real Madrid gracias a una persona que no es Florentino Pérez

No fue Florentino: ¿Quién llamó a Carlo Ancelotti para que fuese entrenador del Real Madrid?
No fue Florentino: ¿Quién llamó a Carlo Ancelotti para que fuese entrenador del Real Madrid?

El Real Madrid se encontraba sin entrenador después de la dimisión de Zinedine Zidane. Las opciones que se barajaban era Massimiliano Allegri y Antonio Conte. Todos los medios daban estos dos nombres como los posibles candidatos a recalar en el banquillo del Santiago Bernabéu.

Sin embargo, de buenas a primeras, se empezó a filtrar que Carlo Ancelotti podría volver al cuadro blanco. Cabe recordar, que el italiano ya estuvo en Concha Espina y fue cesado al final del curso 2014/2015. ¿El motivo? Un año en blanco y una nefasta segunda fase de temporada.

Muchos podríamos pensar que fue el presidente del Real Madrid quien decidió apostar nuevamente por el italiano. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Evidentemente, tuvo que dar el visto bueno, pero el primero que apostó por el de Reggiolo fue José Ángel Sánchez, director general del Real Madrid.

José Ángel Sánchez, la mano derecha de Florentino

José Ángel Sánchez lleva al lado de Florentino desde que este ganó las primeras elecciones allá por el año 2000. Por aquel entonces, entró a la directiva merengue como director de márketing. Sin embargo, en estos momentos es la segunda persona más importante en la cúpula blanca.

Tiene una gran importancia en los fichajes. La confección de la plantilla la lleva él junto al entrenador que esté en la temporada en cuestión. Florentino tiene muchísima confianza en él y es que sabe que durante los últimos años no le ha ido mal haciéndole caso en el ámbito deportivo.

Asimismo, es una persona capital en la entidad. Al igual que la llegada de Carletto, él ha apostado muy fuerte por otros fichajes, tales como el de David Beckham, Cristiano Ronaldo o el propio Kaká.