Agente Bellingham: el inglés, pillado 'fichando' al gran deseo de Florentino Pérez

El futbolista británico esperó al jugador después del partido que les enfrentó en la Eurocopa

Enrique Sanz
08 de Julio de 2024
Florentino Pérez no pierde detalle de Jude Bellingham durante la Eurocopa
Florentino Pérez no pierde detalle de Jude Bellingham durante la Eurocopa

Uno de los grandes activos del Real Madrid en el mercado de fichajes es su reputación. Todos en la élite futbolística europea saben que la entidad presidida por Florentino Pérez ofrece 'gloria' además de dinero: la posibilidad de ganar la Champions League todas las temporadas es un lujo que prácticamente nadie se puede permitir.

Además de su reputación, los futbolistas del primer equipo también son importantes para los objetivos fijados en la agenda de los ejecutivos blancos. Uno de los últimos en llegar a la plantilla comandada por Carlo Ancelotti, Jude Bellingham, estaría extendiendo su área de influencia aprovechando la presencia de Inglaterra en semifinales de la Eurocopa.

Los Tres Leones han llegado a esa instancia gracias a su victoria en la tanda de penaltis contra Suiza, en la que los futbolistas helvéticos no tuvieron tanta puntería como esperaban. Entre ellos un Manuel Akanji que se habría colado en la lista de deseos de Florentino Pérez... a pesar de que es un fichaje imposible.

Se muestra tal y como es

Jude Bellingham sabía de la importancia de esta tanda de penaltis para Akanji y su país. Por eso no dudó en esperarle, en la entrada de los vestuarios del ESPRIT Arena, para ofrecerle unas palabras de consuelo y llevar a cabo el clásico intercambio de camisetas que se ha convertido en costumbre en los partidos de la élite.

Este gesto del '5' del Real Madrid deja muy claro qué tipo de persona es. La investigación y posterior sanción de UEFA por sus gestos en el cruce de octavos de final han dejado una imagen irreal del mediocentro inglés, bastante más sensible y respetuoso con sus rivales que muchos aquellos de los que le han criticado desde que comenzó la Eurocopa.

Bellingham, aunque apenas lleva una temporada en la escuadra blanca, ha demostrado ser un futbolista ideal para el puesto: además de dejarlo todo en el césped, tampoco duda en exportar el señorío y los valores propios del club blanco cada vez que tiene ocasión... a pesar de que moleste a sus detractores más acérrimos.